VALENTINA GUERRERO MARÍN





El martes me convertí en nubes

Visores/máscaras con vidrio transparente y lectura de escucha activa
UNAM
34 x 27 c/u
México
2023






Las nubes han tenido siempre una enorme importancia en el vuelo de la imaginación. Desde que los bardos comenzaron a cantar, han situado entre nubes diversos cuerpos, abriendo paso a todo un universo de seres monstruosos, efímeros y mutantes. Cuerpos cambiantes que muchas veces han sido interpretados como presagios que enuncian catástrofes y porvenires. Sin embargo, hoy hay nubes que su existencia es premeditada, es decir, nubes formadas como consecuencia de ciertos fenómenos ambientales, que podrían presagiar también catástrofes pasadas y/o futuras. Ese es el caso de las nubes de incendios forestales, nubes de derrames y explosiones químicas, entre otras. Teniendo eso en cuenta es que comencé a preguntarme por cuales eran los augurios de las nubes del presente, ¿Cuáles son esos presagios hoy nos advierten de nuevas problemáticas sociales y medio ambientales?

Los cinco vitrales se conciben como artefactos ópticos para ser activados durante una lectura de escucha activa, y mirar al cielo desde la distorsión y bajo la pregunta, ¿Qué cargan las nubes hoy? La lectura esta basada en un texto de la poeta Anne Carson, y es acompañada al final de un ejercicio de especulación a través del dibujo y la escritura.

El martes me convertí en nubes