VALENTINA GUERRERO MARÍN

El perímetro de lo que no es







El perimetro de lo que no es

video instalación

2018

En El perímetro de lo que no es las piedras no son lo que parecen ser, pero tampoco son otra cosa. Dentro del perímetro de la sala solo hay objetos valorizados desde proyecciones personales y no por su carga en si. O -tal vez- es su carga como objeto, la que primeramente hizo que las escogiera para encriptar en ellas sentimientos que parecían haber estado flotando sin poder anclarse a un cuerpo.

El perímetro de lo que no es representa el límite entre lo que aparentemente es algo y su forma real o, dicho de otro modo, marca el momento en que un cuerpo es absorbido por una idea y cuando esa idea pasa a constituir la realidad misma. Aquí, tanto los videos como los objetos no son más que la síntesis de los distintos hechos capaces de afectar la vida y del deseo irrefrenable de afectar las cosas; son metáforas del peso de la experiencia con otro.